Sofia Gatica, Premi Goldman 2010

Sofía Gatica: Premio Goldman 2012 por su lucha contra los plaguicidas dará una charla a Barcelona. Para todos los que crean que es posible otra agricultura, respetando a la madre tierra, a los pueblos campesinos,  y que tenemos que defender la agroecologia y soberania alimentaria; y para todo aquellos los que lo desconocen y quieren acercarse a esta realidad

Argentina es el tercer mayor exportador mundial de soja. Cada año, más de 50 millones de litros de agrotóxicos, o sea, el glifosato, el ingrediente dominante del Roundup de Monsanto, herbicida ampliamente utilizado, y el endosulfán, son  dispersados por la agroindustria, a través de la fumigación aérea de las tierras agrícolas

A pesar de que Monsanto afirma que no hay riesgo para los seres humanos,
un estudio de 2008 científicos descubrieron que incluso en bajas concentraciones, el glifosato provoca la muerte de embriones humanos, células de la placenta y del cordón umbilical.
El endosulfán es un pesticida altamente tóxico que ha sido prohibido en 80 países a causa de las amenazas para la salud humana y el medio ambiente. En mayo de 2011, la ONU, lo añadió a la lista de contaminantes orgánicos persistentes que se eliminó en todo el mundo.

Hace trece años,
Sofía Gatica, dio a luz a una hija. Tres días más tarde, los riñones de la bebé fallaron. Decidida a averiguar lo que mató a su hija, comenzó a hablar con sus vecinos en
Ituzaingó, un barrio de clase trabajadora de 6.000 personas en el centro de Argentina, rodeado de campos de soja, quedo impresionada y  alarmada ante la prevalencia de problemas de salud que aquejan a su comunidad sin explicación.

Gatica se reunió con un grupo de vecinos a su casa y hablaron de sus experiencias. Aunque no tenia experiencia en la organización, es Gatica co-fundadora de las
Madres de Ituzaingó, un grupo de 16 madres que trabajan juntas para poner fin al uso indiscriminado de agroquímicos.
Gatica y el grupo de madres empezaron a ir de puerta en puerta y llevaron a cabo el primer estudio epidemiológico de la zona y descubrir los graves efectos que la fumigación con pesticidas sobre la gente del barrio.
Los resultados demostraron que las tasas de cáncer eran 41 veces el promedio nacional  (médicos sospechan que muchos otros casos no se denuncian), así como las altas tasas de enfermedades neurológicas y respiratorias, defectos de nacimiento y la mortalidad infantil.
Estos resultados que confirman sus peores temores, las Madres de Ituzaingó y reunieron a los grupos ecologistas en la Argentina para poner en marcha la campaña “deje de pulverizar”. Advirtieron al público sobre los peligros de los pesticidas, mostrando en las conferencias de prensa, charlas y donde fuese necesario: demostraciones y materiales publicados. También se reunieron con instituciones de investigación para solicitar los estudios científicos para confirmar lo que había observado en Ituzaingó.
Gatica y las Madres de Ituzaingó se enfrentaron en una batalla cuesta arriba, con muy pocos recursos o ningún acceso directo para exigir la rendición de cuentas de Monsanto, DuPont y otras compañías de agroquímicos globales que operan en la Argentina. También
soportaron a los insultos y amenazas por parte de individuos, oficiales de policía, y los propietarios de locales de negocios en Ituzaingó. En 2007, un individuo entró en la casa de Gatica y le exigió que renunciar a la campaña, mientras que apuntaba con un revólver a ella.

A pesar de todos estos desafíos, Gatica y la defensa de las madres, lograron que en 2008, la presidenta de Argentina ordene al ministro de Salud investigar el impacto del uso de plaguicidas en Ituzaingó y un estudio resultante realizado por el
Departamento de Medicina de la Universidad de Buenos Aires corroboró las investigaciones puerta a puerta de las madres que vinculan la exposición a plaguicidas para el público salud.
También lograron que una ordenanza municipal aprobada prohíba la fumigación aérea en Ituzaingó a una distancia menor de 2.500 metros de las residencias. Luego, en una victoria sin precedentes, en le 2010, la Corte Suprema no sólo prohibió que se aplicaran agrotóxicos cerca de zonas pobladas, sino que también invirtió la carga de la prueba, en lugar de los residentes que demuestren que la fumigación causa daño, el gobierno y los productores de soja ahora debe demostrar que los productos químicos son segura.
Ahora, están trabajando en la campaña de suspensión de fumigación para prohibir toda las fumigaciones aéreas en la Argentina y crear zonas de aislamiento, para que no se utilicen agroquímicos en las proximidades de zonas residenciales y vías fluviales, y  están presionando para que una prohibición nacional sobre el glifosato también.

0 Responses to “Sofia Gatica, Premi Goldman 2010”



  1. Feu un comentari

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s





%d bloggers like this: